10 millones de toneladas de alimentos se desperdician en Colombia.

¿Qué papel cumple el turismo?

Cada año, un tercio de los alimentos del mundo se pierde o se desperdicia. En los países en desarrollo, la mayoría de las pérdidas se producen en las fases de producción, manipulación y almacenamiento de la cadena de valor de los alimentos En contraste, en los países desarrollados el desperdicio de alimentos ocurre principalmente en la etapa de consumo final. Dado que se agrega valor a los alimentos a medida que avanzan en la cadena de valor desde la producción hasta el consumo, por lo tanto, el costo económico del desperdicio de alimentos es más alto en la etapa de consumo final.

Para 2030, se espera que el desperdicio de alimentos en todo el mundo aumente en un 60 %, lo que resultará en una pérdida de más de 1,5 billones de dólares estadounidenses. No es de extrañar que este desafío tenga su propia meta dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 12), con el cual se busca reducir a la mitad el desperdicio mundial de alimentos para 2030. A nivel nacional, anualmente se desperdician cerca de 9,6 millones de toneladas de acuerdo a lo que indica el DNP, siendo las frutas y verduras los alimentos que más se desperdician, seguidas por las raíces y tubérculos.

Te puede interesar: La refrigeración sostenible ayuda a reducir el desperdicio de alimentos.

Frente a este panorama, la industria del turismo es estratégica para reducir el desperdicio de alimentos, la cual enfrenta razones económicas, sociales y legislativas cada vez mayores para abordar esta problemática. Hay que tener en cuenta que el turismo actual no se limita a viajes y estancias en hoteles, gracias a la aparición de alternativas como el camping, alojarse en casa de amigos y familiares o viajar por todo el país en vehículo, el desperdicio de alimentos ha aumentado considerablemente.

La sobreproducción es otro problema común, alimentado por la imprevisibilidad de la demanda y el deseo de la industria turística y hotelera de promover una sensación de abundancia entre los clientes cuando se trata de comida. Un estudio de 450 negocios de hostelería (restaurantes, hoteles, empresas de catering, etc.) en 25 países encontró que entre el 8 y el 20 por ciento de los costos totales de alimentos se deben a la sobreproducción, errores en la cocina, productos deteriorados o dañados y sobras de los clientes. A menudo, el desperdicio de alimentos puede igualar o superar las ganancias netas de un negocio. La buena noticia es que el sector turístico está implementando cada vez mejores procesos de gestión de residuos alimentarios.

Leer la noticia completa en: https://www.vanguardia.com/economia/nacional/casi-10-millones-de-toneladas-de-alimentos-se-desperdician-al-ano-en-colombia-que-papel-cumple-el-turismo-FH5933142

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *